domingo, 6 de noviembre de 2011

Pasion


Y así como disfruto de ese viento que trae agua
disfruto de tu aroma de vainilla en mi cama.
Impregnas no solo mi ropa de cama
sino que también embriagas mi alma
con esa fragancia.

Mis manos que han recorrido miles de cuerpos
exploran tu piel de pecas adornada
y cada una de ellas lo trato
como si he encontrado el Dorado.


Tus ojos semicerrados acompañan suspiros y/o jadeos
que es el único sonido permitido en este encierro.

Las caderas lampiñas chocan una y otra vez
imitando un badajo.
A cada embestida resuena un gemido
una y otra vez.

Una y otra vez.

Esa pasión animal desbocada
suelta
libre
se hace presente entre ambos
sabiendo que solo es una forma mas
de conquistar poco a poco el alma.




Este escrito, cuento, párrafo o colgadura mental esta hecho de un tirón. Sin retoques, correcciones o cosa similar.
A veces salen cosas copadas y otras un bodrio.
De cada uno depende saber cual es cual.

4 comentarios:

  1. pasión... detrás de una gran pasión debe esconderse una ansiosa y anhelante alma en busca de coincidir...

    ResponderEliminar
  2. Te salió bueno, porque te salió natural, sin "firuletes".
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. cuando hay pasion entre un hombre y una mujer esta se desborda y lo queremos demostrar nunca esconderse por el que diran ya que dos corazones lo necesitan lo anhelan y lo desean ese es pasion y amor

    ResponderEliminar