miércoles, 16 de mayo de 2012

50 (primera parte)






Carla entro a la oficina de su jefe avisándole que la reunión iba a dar comienzo en 15 minutos.
El ingeniero Salvatierra sabia que era ella, desde el pasillo se oía el taconear de sus 10 cm. de taco aguja que le hacían resaltar ese culo perita.

Ya habían tenido una serie de garchoteos y hasta un "viaje de trabajo" instalados en un hotel todo el fin de semana.
Pero si algo refrenaba que se vieran mas seguido eran sus respectivas parejas.

En el caso de Carla, Leandro, un cultor tanto del buen físico como de Dios, no concebía el sexo salvo para la procreación.
La Baronesa Calzaroto de Inglus era la mujer del ingeniero, llevaban casados más de 30 años.
Siempre que el le pedía de hacer algo diferente, ella se excusaba con que hay cosas "que una Baronesa no hace y las putas si", llevándolo a 3 décadas de un sexo convencial y hasta metódico.

Con parejas así era lógico que tuvieran un amante y como muchas veces uno vive mas en el trabajo que en la casa iba a ser fija que conocieran a alguien allí.


Carla ya estaba ubicada al costado del ingeniero, este deslizo una mano por adentro de la mini y le acariciaba la cola (sabiendo que ella solo usa como prenda un hilo dental) mientras le decía:
-En esta reunión voy a necesitar de su presencia para que me apunte algunos datos sobre el proyecto que podríamos llegar a tener en Namibia. 

-Bueno ingeniero pero déjeme de tocar que ya sabe ud que cuando me tocan me mojo de nada. No quiero llenarle de olor de mis humores la sala de reuniones.

-Ya sabes que tus humores tienen un olor fabuloso y espero embriagar a los extranjeros, así saben lo que es una verdadera mujer.

Ella se ruborizo y se mojo más. Quería ponerse un apósito para no manchar la ropa interior pero los integrantes de la reunión ya estaban en el salón de conferencias.

Se dirigieron a dicho salón con el ingeniero, observaron que habia solo dos personas en la misma. Uno extremadamente alto, de contextura ancha y con un color de piel negro azulado. El acompañante también era de tez oscura casi un te con leche y mas enjuto de cuerpo.

Comenzó la reunión pero se hablaba en ingles, idioma a la cual Carla no tenia una fluidez para hablarlo pero si podía captar palabras sueltas.

Después de 30 minutos y haber pescado 4 fucks y readhead ya empezó a dudar de la reunión en si y creyó lucubrar las intenciones del ingeniero.

Salvatierra dejo de hablar con los 2 hombres y la mira a ella diciéndole:

-Los señores para cerrar este trato exigen hacerte una pequeña orgía acá y ahora. Ellos están dispuestos a 50 mil dólares por el rato que vos estés con ellos.


Se ruborizo un poco pero era mas las ganas de que algo venoso y gordo la penetrara a quedar como persona que utilizaba el ingeniero para conseguir sus negocios.

Ademas no se olvidaba que cogerse un negro estaba dentro de las 5 fantasías que pensaba cumplir en esta vida costase que lo costase.

Hizo un ademan de aceptación, el ingeniero aviso que en unos minutos volvía iba a avisar a la otra secretaria que no los molesten por el resto de la mañana.

Mutombo, el mas alto de los 2, se acerco hasta ella, le quito la carpeta que tan fuertemente tenia entre sus manos con un ademan suave y la atrajo hacia su pecho.

Carla se dejo hacer y cerro los ojos mientras le daba el primero de los besos.

Kunta, el otro morocho, se situó atrás de ella y la abrazo. La maniobra no tenia otra intención que tocarle los pecho y desabrocharle la camisa botón por botón.

Ella sintió las 4 manos encima y empezó a mojarse otra vez, su sueño se volvía realidad por duplicado.

Giro sobre su eje, ahora besa a Kunta y Mutombo aprovecho a desabrocharle y bajarle el cierre de  la minifalda negra recta.

No la dejo caer, sino que se la fue deslizando por las piernas mientras con los pulgares rozaba las medias bucaneras opacas. Quedo hecho un ovillo en el piso junto con la camisa y muy pronto lo acompaño el juego de ropa interior blanco con puntillas.

Los africanos se desnudaron de prisa mientras Carla quiso sacarse las medias y las botas, Mutombo se lo prohibió.

Entro el ingeniero desnudo, con la verga a media asta, abriendo la puerta de la sala de conferencias y diciendo.

-Le di el día libre a toda la oficina, podemos hacer lo que queramos.


Carla se arrodillo y tuvo a los 3 hombres frente a ella empezando a pajearse.
Tomo una por mano y la tercera, la del ingeniero, con la boca haciendo alarde del famoso “Sin manos” que tantas veces le pedían en su adolescencia.

Se sentía en un éxtasis supremo, se daba chirlos en los cachetes con los miembros de los negros y aun no había llegado lo mejor.

Hizo acostar al ingeniero en el piso, si algo le había enseñado la experiencia era a primero cogerse a la pareja y luego al resto, así no iba a tener reproches o celos en el futuro de la relación.

Se sentó arrodillada sobre el, ya estaba demasiado húmeda por tanto manoseo. Necesitaba una venosa que le sacie las ganas urgentes que tenia.

Kunta se desplazo hasta su ropa y saco un envase del bolsillo derecho del pantalón.
Se situó en la espalda de ella y le empezó a pasar en el orificio anal la pomada dándole una sensación de calor.

Mutombo solo veía la escena y se masturbaba, su mano ancha iba y venían por los 36 cm. de miembro.

Carla se la pidió para probarla, quería dejársela brillosa con su baba. Se la acerco a la boca y le hizo un fellatio memorable.
Quería dejársela bien húmeda para que no le lastime.

Estaba en esa labor cuando sintió un intruso en sus nalgas.
Kunta sin pedirle permiso o avisarle le metió más de la mitad de su miembro.

Se sentía plena, deseaba gemir con ahínco pero la boca también la tenia llena.

6 comentarios:

  1. apa... me dejaste con ganas de más!
    quiero más!!!

    ResponderEliminar
  2. La semana que viene culmina la historia sino me desarman al personaje antes.

    ResponderEliminar
  3. apa!!...jugosa negocioación.

    Vuelvo por los resultados de la misma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vengase que aca se la esperara con los brazos abiertos

      Eliminar
  4. ¡¡Guauu...!!! ...nuestros ratones se volvieron locos...!!! Esperaremos la segunda parte...
    besos

    ella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta semana sale sin falta la 2 parte.

      Me alegro que les haya gustado.

      Eliminar